sábado, 27 de diciembre de 2008

CAPÍTULO 11

Aún me quedan rasguños en el cuerpo, a penas siento los dedos, viajo en el andamio creyendo ser esa mujer de mis sueños. A penas divisó a Benjamín, en medio de mis libros, sus ojos café, su pelo castellano, se desdibuja en mi cuerpo creyendo que aún permanece entre mis piernas, viaja a límites absurdos de mi irrealidad, siendo una pobre paralítica estéril de vida solo leyendo.

Aún siento tu lengua estéril y viciada de vida, mientras ocultos, tengo medidos los olvidos en ese barómetro roto, siendo tu boca en cada golpe eléctrico de mi piel, me desangro del vientre sin hijo, sin vida siendo una pobre esclava.

Recuerdo esperando que Sanrael llegué hasta el portal, compongo espasmos de martirios, gotas de ironía descompuesta en ese abismo, ironizo a aquella esclava enterrada en una nada encendida, sin firmamento, sin sentido, electrocutada, pasmada . . .

Me ironizo mientras observo ese camino de fracasos, contemplo mi neófita figura sin pauperridades, sin hecatombes, sin islotes, iliotes ancestrales y sueño con ese ayer con esa mujer que se derrumbe por un cansancio visional de ideas que convergen a la desnuda que aún no ha podido vivir.

Soy errante en un sin sueño de muertos, soy sobreviviente a la maleza putrefacta de sacahturacibalam, ya no soy esclava de tu miseria, ni de tu vientre, ni de tu abismo, ni de tus mentiras.
Soy una errante en medio de iliotes amalgasanos en un abismo impertérrito de orgasmos.

Disloqueo esta epifanía de un cuerpo sonámbulo, herido, maltrecho,
desdoblando, vislumbro y pernocto entre esas redes de una locura deliciosa ajena, bondadosa entre recuerdos soñolientos y atormentados sin memoria.

Agonizó en imágenes, esculturas de cuerpos discuerpos, descueraos, agonizo con voces, con tus voces arcaicas, deseosas de orgasmos.

Agonizó y tus ecos saben a lumbre a estiércol, a desden.

Paralizó, entonces ingenua atormentada en una mirada que jamás fue mía, en un instante, sin beso, en una ida sin abandono.


Son escasos los recuerdos, son escasos como las palabras que escribo, para Francesca.

Me inmiscuyo en instantes robados, añejos y arquetipos de mis propias historias, sin mi misma, pero con un cuerpo desdoblado en presencias muertas.

Pero es tu rostro que no encamina, que perturba y es tu entre piernas que bloquea silencios ajenos a mi conciencia de un yo que se extingue imaginándote.

viernes, 26 de diciembre de 2008

Pasaron años antes de creer que Franchesca y el resto de su tipología debían dejar de existir en mi misma, necesitaba sentir la fantasía de esa esencia distante a lo que yo era, creer en una esperanza que me llenara de vida, arrancar ese dolor que gime con el pecho abierto y que de vez en cuando se quema.

Necesito despertarme
Necesito arrancar
Esta agonía
De vida
Sin vida

Necesito aire
Quiero explorar
Mi mente
Fuera de mi misma

Romper ese
Espejo
Que me enjaula
En un mundo
Inconciente.

Necesito abrir los ojos
Extender
Mis manos
Lejos del surrealismo
De mi cere- rebro.


Necesito – renecesito
aire
para romper
el garlito
que me encierra.


Llevo mi mundo
En una botella
Que aun
Da la vuelta
Al
Revés
De mi
Conciencia.
Grito y murmuro al olvidos voces extintas en este cadáver, viajo solciando ligamentos de esas vaivén de cuerpos lejanos a mí, siento penetro, como intrusa en este silencio que robo a retazos un cuerpo que no me pertenece, una voz un sonido una mentira.

Soy una asesinada de palabras expuestas en este olimpo de complejidades y estéril monumentos de arcaísmo, soy un narrador de mi propia historia que se observa lejana a lo que soy,

Grito, grito, me atosigo de lágrimas mientras busco una verdad extinta para una vida que no me pertenece, entonces recalco palabras viciadas obsoletas mal escritas. . . reitero repito como sonámbula ciega asesina mezquina, engañosa perversa, sooloo dijo;

Vio en el espejo
Su imagen casi
Borrosa e ida de
La realidad
Miro su rostro
Quiso ya no
Seguir
Fracasando
Pensó en esos
Momentos
Que
Atados en la garganta
Seguía
Encarcelado sus
Palabras

La locura
Era su única
Solución
Para dejar
De sangrar
Esa idea
En que se había
Convertido
Su
Vida.
Pase años encerrada en un sueño, era inmóvil, virgen histérica, creyendo que los ángeles existían para protegerme, busque uno por años, alto blanco, silencioso, que viajaba por el cosmo solo para protegerme de un intento de suicidio.

Escribí tantas palabras, al aire para decírtelas al oído, mientas en silencio tocabas mi rostro, yo solo quería que me miras.
Tengo las manos rotas de tanto golpear mi presencia, de tanto minorizar lo que soy, necesito componer lo que nunca dije, lo que soñaba, lo que este pobre alma rota quiso trazar en versos descompuesto y mal escritos.

Me detengo en esta noche, a gritar esas palabras que no tuvieron tu oído y que fueron despreciadas. Entre lágrimas y recuerdo desechos evoca la ironía que emerge en esta nada de mi cuerpo, en esta fragilidad de un muerto con vida.


Grito ciega y sorda estas míseras palabras en busca de un ser inexistente, de una voz que no se escucha y de un cuerpo que no me toca.


Quisiera que tu voz se hiciese palpable
Quisiera sentirla en mi boca
En mi piel
Quisiera florecer los instantes
Que cada segundo me roba
Imaginando que existes

Yo también existo entre estos
Escombros, pero como
Una gota que rompe
Las venas
Como una gota
De lluvia que moja los pasos
De los caminantes

Soy como la arena
Que cubre el monte
En sangre
Existo en la conciencia
De aquel que no se ve . . .




Vuelvo a girar en esta inconciencia, vuelvo gemir mientras mi entrepiernas grita un nombre que aún no desconozco, pero tu olor esta en mi esencia, en mis espacios, grito y en loquesco mientras el clítoris se vuelve inerte y vació…

Respiro y observo a la nada, me detengo entre mis placeres a sentir el palpito de una noche inextinguible, en silencio profundo dejo que mis palabras compongan sonidos, extraños desolados y anhelantes . . . respiro e imagino un rostro muerto, una vida lejana, entonces mis labios pronuncian sin sentido espasmos de esos no pronunciados

Quisiera que fueras
Papable
Para que mis dedos
Desciendan por los senderos
De tu rostro
Pero solo eres un
Invento
De mi cabeza
Una añoranza
De mis recuerdos
Una imagen
Intercalada
De la
Memoria
Una luz
Del alma
Una voz
Que mi boca
Anhela

Solo eres
El deseo
De mi locura
De mi
Tristeza
De mi agonía
Una inexistencia
De aquello
Que no
Construyo
Todavía.

Podrías ser
Palpable
Cada gota
Que recorre
Mi imaginación





Cada cuerpo
Que mi
Mente
Te inventa
Podrías
Ser
Existente
Para mi
Razón
Y no
Para mi
Lápiz.



Podría ser
Real
Su voz
En mi oído
Sus manos
Ciñéndome
El cuerpo.
Escucho palabras y no sé que decir, escucho y trascribo humildemente y quizás vagamente una historia que no me interesa, espero declino, absorbo, pensando como estas historias me ayudan a entenderla, pero es ajena a mi ser, no comprendo y bebo el sorbo de la delicia de leer sin encontrar sentido. Creo que me personifico a mi irreal intentando de encontrar una llama que me salve de esta locura.
Soy una humilde esclava, una prostituta que goza con ironías de penes erectos por entretención, vivo, muero con un pene ajeno a mi conciencia, bailo como sonámbula en esta emergencia de sobrevivencia, tengo hambre y escasos los sonidos fonéticos que me llevan a la luz, no bebo, no siento y solo muero mirando ojos infértiles, me estrangulan el mesticismo de ese demonio que me esclaviza para sentirse hombre.

Ni siquiera mi nombre resuena en mi boca, y lo escucho como campana externa antes de golpearme, soy esclava, una pobre bailarina en Arabia, en este desierto ancestral en busca de un pacto que controle las mentes humanas.
Caminaba desolada girando en una silla que aún no me permitía movilizarme, caminaba mientras sollozaba, quizás a gritos silenciosos y agonizantes ser como esa mujer que escribe, escribo, que necesito, que reitero, reintegro desconfiguro y aniquilo tras mis palabras, estas que llevo escritas y marcadas en una piel invisible, sin sentido, absurda, absurda, obsoleta, en silabas que aun no puedo pronunciar, me extingo en sombras de mi cuarto tirada en el suelo, con gritos imaginarios y burlas utópicas de esos fantasmas que me queman la fragilidad y los sueños.

Me espanto mientras intento revisar mi rostro, no componen sus ojos, pareciese que no son de esa que se vota al suelo a respirar, tengo la boca partida, ensangrentada de tanto gritar tu nombre que se extingue mis orgasmos múltiples de una masturbación imaginaria como mi vida.
Marque en líneas trace de historias que hice mías, mientras absorbía el último desden del café, escribí, queriendo olvidarme de lo que había sido. Aahhmm, como ahora robando sueños rotos que se descomponen en la magneficiencia de un dios tras lineado en verso de erotismos conceptual.

CONTINUACIÓN

La parálisis, parálisis, isisss . . . son tantos los meollos, oyos , ollo, de este abismo de mi misma que la palabra me resuena como esos ríos que no se detienen en el cerebro vacío de espasmos.

Me detengo a respirar recuerdos que no me pertenecen a sentir historias ajenas a lo que soy, inmóvil y distante, como una mera observadora de esa ironía en que se han envuelto estos pasos frágiles…

Aún despierto y mi rostro se desconfigura a un lápiz que no escribe, quisiera ser todo aquello que en líneas sueños, pero me detengo a respirar mi peso, pero me envuelvo en esa aroma de la distancia y entonces converjo a esa nada que nace aún de mi inocencia.

sábado, 13 de diciembre de 2008

viernes 1 de agosto de 2008

CERCA DE MI PIEL.


DENTRO DE ESTA TEMÁTICA QUIERO CENTRARME EN EXPLORAR UNA DE LAS RAMAS DE LA LITERATURA COMO PARTE DE NUEVAS IDEAS Y ESTILOS, SIENDO UNA ESPECIE DE PROPUESTA QUE ABRE EL PASO A LAS TRAMAS NARRATIVAS FEMENINAS Y JUNTO CON ELLA RENDIR HOMENAJE AQUELLOS VERSOS QUE NACEN DEL ALMA COMO REFLEJO DEL CENTRO DEL SER HUMANO Y SUS INTIMIDADES.

CONTINCUACION DE CERCA DE MI PIIEL

De investigar a soñar.

Lleva años intentando construir mecanismos cognisitivos, excluyente de toda razón relacional, construí mi laboratorio junto a Benjamín, estuvimos años intentando extraer muestras de ADN, para el análisis del comportamiento de las células nerviosas y su incidencia en el mundo de la eficacia comunicativa, antes de que ellos consiguieran arruinarnos el proyecto.construimos si aún la memoria de se disfracé de tenue vanagloria, cerca de centenar de micro fibras iperneuristicas basados en el modelo AFGER, para ello nos asociamos con expertos de Golfo Pérsico Hindú, eran unos seres bastantes estructurados en su incidencia metalingüísticas, pero su contribución incesal nos basto para ser uno de los iniciadores de esta vanguardia científica.



Estoy en busca de ese pasado incógnito, y de esa sin razón que aún me hace sonar y creer...Tengo las piernas hinchadas, a pesar de que solo puedo moverme por segundos, él estar paralítica frente a ti, que no existes me hace sentirme efímera e irreal.Tengo el corazón colapsado, de esas emociones neuronales que días lejanos estudie.No quiere ser el muble que adorna tú casa, y ,menos la foto que solo esta para ser observada, pero mi cuerpo pesa, mi alma pesa y hasta esta vida que creo que debería ser para mí. Tengo piernas inmóviles, camino en una silla de ruedas, que estanca cada parte de lo que quise y quiero ser... desconozco mi cuerpo.... prefiero ser esa la de los sueños que escribo mientras rezo por media tarde sus esperanzas perdidas en batallas con demonios.


El ADN será removido por una exclumus inreirte , guardamos silencio durante años pero, los experimentos que nos unirton se trasformaban en casos de reindicación social. Me creo ella cuando siento extrañeza en el alma, sueño que mis piernas caminas, como si fuera fantasma giro por desdoblamiento hasta este mundo mágico que he inventado por años, a espaldas de Benjamín. Me escaseo observando que incluso con lo que soy experimentan, fue extraña la decisión pero debía guardar y preservar mi raza. aunque sea en un silencio brutal. Llevan niños extraídos de vientre, arqueados de cuerpo, son pequeños tan frágiles, no tienen más de tres meses , se abrupta la voz, y asqueroso el encuentro, parecen espejismo pero no seres... ... no podíamos creer en tanta maldad. Se Hace inmensa la noche, colapso extenuada con esos besos que sin ser míos me llegaban .. Pienso, en BENJAMINY recuerdo ese anhelo fulgurante de su cuerpo sobre un vaivén, estiro de a poco mis piernas, intentando recorrer con el recuerdo su voz candente y excitada ... Solo por una penetración bloqueada intensa, me canso en creer, me canso en sentir, en vano ese cuerpo ardiente que explaya el alma con vehencia, requiero inventar esa complacencia de tu pene erecto, sutil, me imagino ingresando en umbrales mágicos, desiertos ahora e una vida ingenua ... quizás me siento sola, y me escondo para observarte... me hago invisible quizás una sombra ... mi cuerpo recostado, observa inmóvil las estrellas a orilla de playa, mientras tu lo pintas, con colores cálidos y mensaje poéticos y de erotismos, se baña la piel de tu propia piel desnudas, recorre entonces con tu lengua mis centros geométricos y de locura. Me observo, me observo me desmenguo, las ansias de tenerte cerca de esta piel que se descascara con el tiempo, mientras se me marchita el aura que arrastra esta silla que me opaca. No se si soy mujer aún, no sé contemplarme desde la lejanía basta par creer que existo dentro de mí, o de mis planos ancestrales cuando viajo buscándote. Me hechizo con esas palabras lejanas a mi conciencia, cuando duermo y tu nombre solo me resuena en una fonética que estrangula mi voz, me resuena y aniquilo como fantasma una esencia que se asfixia de necesidad.viajo, me absorbo, me oficio, en busca de una caricia de esas que me erizaban la carne, mientras tu cuerpo desnudo agitaba su presencia para provocarme...se queda sin nada mi piel, descascarando esencias, reiteradas y obsoletas dentro de una efímera presencia de tu ser lejano ... es como si tus ojos voraces fueran perlas de otros tiempos, pero ya no existen, son como cristales ausentes en medio de un vientre muerto...mis pechos deseosos, ansiosos, deliciosos, de ser complacidos, estrangulan el tiempo que no es mió. . . escribo tan solo por escribir, rebusco mis insignias bajo esta piel desnuda de nombrarte sin mencionar tu sonido . . . me hice invisible por vergüenza, a unas piernas que no caminan en el aire, me hice invisible ... me entrometo en eso que aún me mente no concibe como filantropía, te busco, pero me la imagen solo en sueños es irreal ... inextente inconciente... solo son recuerdos de aquello que no quiero entender . . .


Sí me niego el concepto estéril que mi lápiz sucumbe cada vez que me proyecto en una escena vacía, se me congela cada parte de este sucumbido cuerpo y que aún permanece en la inocencia. Giro en escaños obsoleta de realidad, me canso hasta de respirar . . . Tengo los pechos y los pezones arquerdados de esta vehemencia, trascribo como sonámbula cada centrímtro de enunciación fonética que mi cerebro recoge de la gramática chosmkiana. Es como sí dentro de mi vágina traslucida e inerme golpeara pedazos de ensueños rotos. Me detengo a soñar , ya no me queda más aliento.Pase décadas enteras creyendo que nunca saldría del encierro perpetuo, estaba rodeada de asesinos y lesbianas, era una especie de sótano, estaba encadenada, son tan pocos los vestigios de a aquellos años que aún mi memoria no consigue recomponer cada centímetro. A pareció como una fantasmagoría, se nutrió de mi cuerpo para arrancar la poco energía, mientras recuerdo el aire se me consume, y casi las palabras no loran salir de mi boca, son inertes extrañas lejanas y muertas, pero ni el pensamiento consigue permutar aquello que ha variado por decenas de fantasmas.



Continuación capítulo 10

Analizo-pienso-me detengo-leo-observo-analiso-comparo-infiero-leo-observo-concluyo- he trabajado largas horas en este apartado de semiótica teatral. Benjamín solamente extrae una parte de mi trabajo, para realizar conjeturas en publicidad y los estereotipos post modernistas literarios en variados usos lingüísticos. Grito-desesperadamente-grito-me detengo-me toco la cabeza- detengo las fotografías y extraigo el atlas facial de Frich, compongo ideas extrañas en teatro y literatura.

Analizó – me detengo, bebo café y luego el papel más importante de la historia de mi vida, papel o solo un escenario nuevo para i existencia; El teatro y su dirección.

Me convertí en una actriz mediana, no era una diva, pero disfrutaba del arte del escenario al igual que mis compañeros. Realizamos danza teatro y poesía mediante la psicomotrisidad, especialmente nos centramos. Guiamos campañas de autoestima de la mujer y las propagandas para revindicar a la mujer y su calidad humana, partiendo por aprender a apreciarse ellas mismas. Se inicioCon los múltiples montajes que le dedicamos a la temática. Me siento desfragmentada de cerebro y alma, con tanto trabajo, no consigo dormir de manera adecuada, no paso de las tres horas en la cama y vuelvo a mis apuntes de la pizarra de mi sitio fantástico y adorado, donde trazo las líneas que me dieron la dirección del centro de investigación.Me siento … ¡Por fin vuelvo a respirar! La conozco, la saludo, es una ráfaga de aire de esos que abren la imaginación, es una mujer extraña, con un nombre medio francés, la observo detenidamente, la invito un café y habamos de poesía… trace muchas líneas sobre esta mujer y su hobby predilecto. Me dijo entre libros que en la ciudad había una especie de ángel negro que patrullaba para cometer ilícitos, tenía un sequito de demonios… La perseguían y buscaban su sangre como trofeo. Ella a la par averiguaba como espía, una especie de hechos invisibles, contaba con muy poco gente como guardianes, se ligaban de vez en cuando para esconder las reliquias simbólicas de la Biblia de papiro escondida en Jerusalén.La chica de negro, se metalizaba como le habían enseñado los Selkan, para endurecer el espíritu y sobrellevar la carga.

… Era un ser místico, absorbía las mentes, leía los pensamientos con la mirada, ocupaba parte de su energía para tranquilizar las hormonas. Cambiaba de sexo según su conveniencia y su propósito, aparentaba estereotipos de mujer fatal y de galán típico de novelas de Juan Tenorio. Se vestía de rojo, presumía sus grandes pechos como dos bolas de cristal para ver el futuro. Formaba parte del equipo de Franchesca en casos insólitos de ocultismo barato, decían que estaba muerta, pero cuando el beso del vientre emergía de las tempestades podía renacer al tiempo y al espacio. Le decían; La adiestradora de mentes, tenía la facultad de extraer el alma negra de los mortales fastidiosos e monarcas del seguidor negro. . .

---Logre rescatar el papiro, necesitó que lo traduzcas, tengo dos días antes de que el concilio cierre las puertas de la dimensión. Observa la simbología y traduce letra por letra el contenido. Franchesca no podía leer, aún permanecía anestesiada y sangrando, llevaba en el vientre una bala, mientras Dionisia traducía el papiro, ella busco algo de alcohol de beber, tomo unas tenazas de chimenea, para arrancarse la bala del cuerpo, no grito, ni siquiera hizo un solo gesto de dolor, se había acostumbrado a los golpes. No alcanzo a terminar el mensaje del papiro cuando este quedo impregnado con sangre, una ráfaga de polvo lumino el lugar … cuando Franchesca reaccionó Dionisia ya no estaba.Analizó el contenido de las líneas escritas sobre el mesón, ordenó parte de sus pertenencias y desapareció. Casi dos semanas duro el viaje hasta el concilio, hizo el intercambio, amablemente y en silencio, no habían palabras, solo una mirada penetrante y una serie de señas, tuvo en sus manos la mitad del rosario negro, lo elevo hasta su seño y lo oculto. Ya satisfechos del trato, el concilio abrió la puerta ansiada para su regreso a casa.Dioniosia estaba sujeta por cables eléctricos, por todo su inhumano cuerpo. La energía colapso su piel, se desintegro la rozaron con agua, la creyeron muerta, ocultaron en los vestigios de una tortura simple. Sus pezones eran lo único que se podía reconocer de ella, llevaba una marca extraña y no era como el común de las mujeres. La tiraron junto a una ruma de basura, era un lugar indigno, putrefacto, hedía a bacterias. Franchesca cruzo la puerta, no se demoro ni veinte minutos en llegar a su dimensión.Durmió durante dos días enteros, despertó al amanecer del día cuarto del mes de acuario. Caminó por las calles, tranquilamente en busca de provisiones.


Me sentí sola y absorta, caminaba, sin respirar por las calles de Buenos Aires. Me parecía casi sonámbula la vida, las piernas, los alientos y las cicatrices no solo como en una marca de la piel sino del alma. Pase noches enteras bailando tango en los bares más insólitos y pauperrosos, pero casi mi alma no tenia el ápice, para argumentar esta antigua y nuevo parar. Hace meses había postulado a la academia sueca.mmmmmm……mmmm …¡Girará entorno a la brisa de ese mar que en noches me hacia dormir! Rebundeo, nauseambundeo en millares de palabras que casi no alcanzo a encodificar ni codificar. Semíticamente las palabras con significado y significante no eran más que la triada de Pearse o los análisis de los cuentos rusos de proa.

--Estuvimos escribiendo ensayos rusos y napoleónicos por la corriente de Saussurre, para comparar sinfonías de plasma erótico, pero deambule por calles observando gente, observando el metalenguaje fonético de las voces impregnadas de estereotipos televisivos, casi no dormí, el tango, los bares, corrompieron mi esencia en vida melódica. Eran etapas visionarias de un perfecto estado de consolidación entre las manos futuras.

-- Ya casi no tenía lágrimas y mis pies no eran atormentados con adrenalina pasajes de otro mundo.Aún el cadáver de mi cuerpo me pesa, tengo las piernas más que secas, no obstante, consigo sentirlas, parece que de a poco vuelven a la vida, aunque las instancias del ensueño parece utopía. Me levanto con ayuda, pero aún estas marcas insolentes penetran en el cerebro, para mis palabras de aliento no son sombras que nausendean en mi cuerpo, son elogios vanos de mortalidad. Son casi imperfectas las incógnitas que llevo en e cerebro de un historia que aun no comienzo a recordar … Caigo en el castigo infinito de mirarme inerme inerte y soñolienta a un pasado que se aleja de mis manos como una tormenta eléctrica, recorre mi cuerpo extasiado de vida de orgasmos una desazón frenética de esa vida que se me escapa mientras analizó mi cuerpo … … Miro mi caja de recuerdos y tu nombre parece arraigado en este cuerpo y en la punta de mi lengua añadido sorbos de agonías perplejas, grito intensamente en silencio como si tu nombre me rompiera los labios por dentro… grito hasta quedar vacía de un alma que se extingue con mi vida…Las lágrimas parten hasta los pies que no caminan, rompen cadenas imaginarias de esta desolación casi imaginaria de literariedad, tras el insomnio de besos esfumados tras otro cuerpo y otras manos móviles … Divagan en mi cabeza esa ideas que sin ser descritas y mencionadas aún permanecen impermeables como lluvia que calla al roció mientras cae la aurora, son silabas defectuosas, silabas que añorar una perfecta ilustración mental de frases resbaladizas de los labios besados a ciegas. Son como recuerdos casi asemejados a esos versos destrozados mientras te observo aun en mi recuerdo … Mis pechos ansiosos de caricias perpetuas rasguñan los recuerdos con besos atascados y robadosal tiempo. Tu nombre aun resuena en mis oídos y en mis palabras cuando este recuerdo ansia volver a ser vivido …

Mis ojos atormentados y abalandrados observaron neófitamente e intrépidamente a ese mujer de negro que se paseaba por el pasillo de mi casa ... Eran casi 50 minutos de electricidad completa en la vágina, los ensueños las ilusiones, se desvariaban con cada golpe eléctrico, no solo era una tortura mental sino era el estallido de la vida, al menos eso parecía cuando sus bocas pestilentes golpeaban con palabrotas irónicas sin congruencia. Se nos descascaba la piel, nos marcaban con moretones incestuosos de malee eficiencia humana. Inquinaban a golpes con láser de utopías ancestrales, infundían el temor con sus mentes retorcidas de enfermedad. Vuelven los segundos neófitos imaginarios de esta prisión de muertos, ya no son solo inyecciones que rodean el cuerpo, sino estiércol humano y orines mezclados con gas. Nos mantienen atados drogados, con encases de alimentos, nos retuercen las tripas para no sentirlo … Esa mujer irradiaba una extraña sensación de incertidumbre y ancestral anacronismos de pasados que quizás algún día tuvo que ver conmigo … Me observo de prisa, observo mi semblante, la observe y palidecí, con el cuerpo casi no sujeto al andamio que me hacia caminar a diario. Su vestuario intrépido audaz y escaso me hicieron recordar aquellas noches fugaces con Benjamín, pero a pesar de mi distracción con el pasado aun permanecí inerte y temblorosa con ese espejismo desvirtual de una mujer que no sabia si estaba muerta.Camino paso a pasito intentando que mi cerebro como en el comercial de la teletón haga mover mis piernas, pero no alcanzo a ordenar que se muevan por completo.

Continuación, capítulo 8

CAPÍTULO 8



.Mis pechos ansiososde caricias perpetuasrasguñan los recuerdoscon besos atascadosy robadosal tiempo.Son enérgicas las frases que nacen del alma, la ausencia me decae en instantes, pareciese que la vida me renegara el vientre.Siento en las piernas una decadencia, como en el corazón un nombre que no se borra.Tengo palabras atragantadas en la memoria, atascadas, atormentadas, recluidas y una femineidad obsoleta.Ya casi no tengo que ir a terapias, confundo esta parálisis no tan solo con el alma, sino con aquellas circunstancias ganadas, observo una figura casi extinguida, ya casi ni siquiera recuerdo mi propio nombre.… Prefiero soñar historias ajenas con otro nombre y con otro cuerpo …


CAPÍTULO 9.


Se me duermen las piernas, los brazos hasta la alegría, he pasado casi tres meses encerrada en este cuarto de hospital.Estoy en una especie de jaula, con ruedas, ni siquiera los ojos pareciesen que fuesen míos.--Aún no logro recordar …

CAPÍTULO 10.

He pasado años encerrada en esta jaula, creyendo que algún día vendrán a recatarnos.Sanrael aún mantiene los ojos caídos, y la cara destrozada, hace días no probamos bocado, no tengo ganas de seguir bailando.El color blanco no era su predilecto, aparecía cuando lloraba en solitario.Deliraba, la fiebre era muy alta, tenia premoniciones de una gran batalla, Sanrael consiguió traspasar su jaula para socorrerla junto al momento que le dio un preinfarto que casi la mató. Su cuerpo quedo inmóvil, casi no respiraba. Unto su cuerpo con una especie de ungüento verde que hizo, según las instrucciones naturalistas que había aprendido con los indios del norte de África.La fiebre ceso, apenas pudo su esqueleto se sostuvo para una nueva amenaza de vida y de muerte.Bailo hasta caer desmayada, fue encerrada nuevamente y encadenada de pies y manos.Sanrael no pudo socorrerla, lo inyectaron y quedo sedado.Un nuevo inquilino ocupó su lugar.Sus ojos estaban vendados, el dolor de las amarras era insoportable, tenía el cuerpo orado con todas las inyecciones que la drogaban.Usaban el recuerdo para entretener el paso del tiempo, analizaba las historias y los pasadizos buscando una estrategia para escapar …

--- Insisto en encontrar respuestas que agotan el morado de mis piernas. Tengo esferas azules en cada una de las puntas de mi estructura, me guían el paso de esta invisibilidad, pero me siento débil, necesito comer, pero no quiero volver a bailar desnuda. Venían hombres a mirar mi esqueleto, no solo intentaban tocarme, me insultaban y de paso sacaban su miembro erecto para abalanzármelo en el rostro, con deposiciones y orines. Aún ardía en fiebre, cuando con amarras hicieron que saliera a la calle, para ser vendida a un japonés, iba vestida con harapos casi no veía, el cuerpo me pesaba y la mala comida arqueaba el sediento túnel de marginados. Extrañaba mi arte predilecto, perseguir y evaporar demonios que regresen a su cetro.

-- Tenía el don de adelantarse al tiempo en sueños, predecía acontecimientos futuros y con ellos viajaban al pasado en momentos de trance. Mi imagen se ve difusa, estoy parada en el andamio, sujeta a las barreras del soporte, delante de mí hay una mujer, desconozco su procedencia, no es muy alta, ella solo me observa fijamente, su rostro es serio, demasiado a mi parecer, algo de mí se escapa hacia su semblante enjuto.

CAPÍTULO 2.





A lo lejos viene uno de esos vestigios que me han perseguido durante años, estoy metido en un hoyo, pero aún así se me ve la sombra al otro lado del acantilado, llevo días recorriendo a pie el desierto buscándole último de estos caimanes de la generación ausente del KETRAN; son unos especie de demonios troyanos, de la antigua Grecia que revivieron después que el Caima captura a dionisia.Se me ocurrió creer en una especie de terapia afirmativa, rogativa, dancística o algo así, la hice un par de veces, pero me funcionaba solamente a mí, supongo porque la nutrición interna era parte de lo que soy como persona.Tenia como 22 años, estaba en la universidad en estudiando comunicación, de tanto agotamiento caí en estrés en una nostalgia profunda y desolada. No podía ni levantarme de la cama, entonces de tanto analizar cada una de mis aprendizajes, se me ocurrió mezclar danza con yoga, y mecánica de movimiento psicomotor, para liberar tensiones y aprender a reencontrarse consigo mismo mediante la expresión corporal, de esta manera se iba conociendo la funcionalidad de cada parte del cuerpo, utilizando energías positivas de nuestro propio organismo para salir adelante.--Me sentí degradada en cuanto a mi humanidad, cuando vi. A Benjamín con esa mujer agarrada de su brazo. Mis piernas maltrechas, lloraron por sí mismas, no fue mi boca la que reclamo, ni grito, a veces no puedo ni pensar y ni siquiera se lo que digo.De repente como un acto de magia llego a mi vientre una luz pequeña que adorno mi esencia, ingreso como relámpago, estallo en mis células y proporciono aire, aire que me habían robado hace años…….El placer de inmiscuirte en mis entrañas, desencadeno un nauseabundo romance de especies humanas…Franchesca se hizo invisible bajó hasta el fondo de la tierra y cerró un trato con unos de esos hombres que en esta era son innombrables.Aprendió esta técnica de un budista, junto con esto aprendió a deslizarse por lujares extraños y recónditos en el subsuelo, de esta manera consiguió acelerar e inversa a la comarca de Quipis un demonio dirigente de ecuaciones matemáticas para acelerar propuestas líricas.Con ojos marrones casi grises, su pelo un poco más largo, el invierno lo había hecho cambiar de aspecto, tenia una silueta poco convencional; caderas anchas y no era muy alta.Pase meses encerrada soñando y viviendo como Franchesca, al extremo de vestirme y cortarme el pelo como ella, aún no puedo caminar, instale en mi casa un caballete, andamio… para entrenar mis piernas.





CAPÍTULO 3.





Soñé horas enteras con documentar mi propia vida, me parecía casi tragicómico cada una de estas improvisaciones de vida que recorrían casi a mis 30 años, no obstante, temblaba con la idea de caer en el ridículo, por mis lágrimas, quizás, trace palabras por palabras esta historia que comenzó hace meses.





CAPÍTULO 4.






Juguetie por tu cuerpo, hurgué cada centímetro de tu piel desnuda, mi nariz se extasió de tu aroma, mientras sutilmente ejercí el poder de tocar con mi lengua tus extremos y con mis labios te acaricie siguiendo el Kamasutra.



CAPÍTULO 5.




Eran perseguidos, a pesar de su invisibilidad, él siempre de negro, al igual que ella, vestía de cuero negro escarlata como sobretodo y utilizaba una moto; nunca fueron casi pareja, ni tampoco casi amigos, pero solían trabajar juntos cuando había más de un engaño que matar.
--Antes de llegar al concilio en busca de la primera parte del rosario negro. Se decía; que era una llave que deba paso a una dimensión aún desconocida dentro e las 7 existentes. Caminamos por el desierto del Sahara, en busca del punto de encuentro con una docena de árabes, que trabajaban a la par, estos eran especie de demonios blancos, ayudaban de vez en cuando por conveniencia y por dinero.La información que proporcionaban era simbólica, necesitaban días para tener las claves correctas que le dieran una pista del lugar exacto del concilio. Luego de hablar y de recepcionar los papiros, Franchesca y Sanreal, se dirigían a Egipto, cuando hombres de casa los capturaron, para venderlos como esclavos.Los enjaularon en un sótano, uno al frente del otro. Fueron obligados a trabajar, el se convirtió en un ángel para ella, después de las múltiples violaciones que tuvo que soportar, casi sin comer, se vistió de bailarina, para entretener al público y conseguir días de sobrevivencia. La golpearon, la escupieron, y la insultaron cada vez que se caía al suelo y dejaba de bailar, casi desnuda se presentaba en escena. Los hombres tipludos y poderosos la obligaron a tocarles sus partes íntimas, se le borro la sonrisa del rostro y sus ojos grises ahora parecían muertos. Apareció detrás de mi sombra fue como una especie de guiñada, su moto casi me atropello, alcance a balancearme, me distrajo por segundos, solo me miró y luego desapareció en la oscuridad al final de la calle.Me parecía irascible, quedarse en silencio mirándome de lejos, y luego de la venia con su mirada penetrante sólo arrancar. Era de esos hombres que no solo queda en la punta de la lengua, lo había conocido en una misión, cuando entrenábamos junto a Barría el arte de la invisibilidad.
CAPÍTULO 6.
Mis viajes al kinesiólogo se hacían cada vez más agotadores, casi no quería salir de casa. Era mi refugio, había creado mi propio mundo lleno de personajes, de nombres extraños, de vez en cuando hasta las sillas tenían movimiento.En dificultoso mirar la vida desde una silla de rueda, me siento discriminada y hasta creo que yo misma a veces me aborrezco. Fui hombre, mujer con cada una de mis creaciones, observe desde mi balcón a todos los transeúntes que circulaban cerca. Aluciné por años escribir un guión escénico, para televisión, Transeúntes, una serie de cine arte, enfatizada en los valores de la lucha por vivir y en el trayecto humano de las relaciones interpersonales, en una sociedad distante a toda metodología cultural, y hasta se me ocurrió venderla a Santiago Tinert, un cineasta español de renombre, que buscaba diferentes guiones en Latinoamérica. Viví en Argentina por tres años, realizando proyectos de investigaciones sobre semiótica, en Argentina conocí a Benjamín, trabajamos en la producción de un mega proyecto latinoamericano de varias alianzas, enfatizando la sociedad.Benjamín era sociólogo y publicista. Me llamó la atención por su fluidez discursiva.Apadrinamos a un niñito negro, que había sido abandonado en una casa hogar, una mujer que fue secuestrada por un sultán. Durante mi tiempo en Argentina, trabaje con Benjamín en publicidad, me invito a crear un proyecto cinematográfico de cine arte, por medio de escenas con comunicación no verbal, salí en escena dos veces; en una de ellas era directa en utilización de quinesia, estaba sentada frente a una ventana y de repente caían lágrima, volteaba lentamente mi rostro, acentuándolas, la imagen fue analizada por quienes trabajaban en análisis publicitario y cinematográfico, ligábamos el arte, con este mega proyecto, invitando y creando arte para ser estudiado y crear praxis de ellas. Jugué con creerme directora teatro, realizábamos trabajos de creación, para ello juntamos actores y bailarines de varios países, radicados en Argentina. No tenía más de 25 años, llegue Argentina, por medio de un amigo gay, que conocí en Chile, era pintor. Trabaje como profesora de comunicación, en un Instituto de Diseño Grafico, a la par hice fotografía, no era la tremenda mujer, pero siempre necesitaban realizar arte por medio de desnudos, con eso me mantuve casi por seis meses, hasta que ingrese a la Institución de Investigación, quede aceptada por un seminario que hice en la universidad sobre semiótica.
--- Antonio Seguel, era uno de los actores que pasó el casting, que se hizo. Con él realizamos improvisaciones teatrales de más de una hora, solo tirando ideas rápidas y siguiéndolas con acciones a la par de palabras, antes mencionadas. Entrenamos meses la fluidez mental y psicomotora, el movimiento es primordial para cada uno de nuestras presentaciones.La mujer negra fue secuestrada por el sultán cuando apenas tenia 13 años, junto con más mujeres de su tribu, para ser prostituidas por una red que operaba en distintos países a nivel mundial.Apadrinamos a Gabriel cuando tenia 2 años nos hicimos cargo de él, como si fuésemos sus padres, prácticamente vivía con nosotros pero no podíamos adoptarlo porque no estábamos casados. Apareció en un par de escenas publicitarias y el dinero que ganó se lo depositamos en una cuenta bancaria para sus gastos. Una vez vimos por casualidad una mujer que se escondía, nos estaba siguiendo desde la presentación teatral de una obra de teatro de una sola pieza que yo había escrito, después de la función fuimos a comer con Gabriel, era mujer negra, la vi de reojo junto al auto de Benjamín, y observaba detenidamente a mi niñito negro. Mando una carta, tenia unas pocas líneas, me la entrego un hombre extraño, se acercó a la mesa, sin saludar, dejo encima el papel roñoso y se fue, lo leí rápidamente porque la curiosidad me estrépito en sus líneas. Me pare del asiento y fui en busca de esa mujer, se escondió de mí, pero solo me balbuceo que cuidara al niño por favor, era un idioma poco conocido para mí, pero logre entender el mensaje, le deje en encima del auto la dirección del centro de investigación. Espere días en vano, que volviera a dirigirse a mi, pero tuve la impresión que siempre nos estaba siguiendo. Llegue a pensar incluso que podría llegar a ser la madre de Gabriel. Necesitábamos a alguien para la limpieza el centro, la señora juanita había tenido un accidente, intento matarse luego que su marido la dejo. Después de eso se fue a vivir con una hija a San Juan. Publicamos el aviso y llegó una mujer negra, decía que era indígena africana, había llegado por equivocación Argentina y que necesitaba trabajo, recordé su aspecto era la misma mujer que nos estaba siguiendo hace semanas. Le dieron el trabajo por insistencia mía, pero no tenia donde vivir, junto al edificio del centro, había una pequeña pieza, se la ofrecimos para que viviera. Después de semanas de estar con nosotros trabajando, aprendió con mayor fluidez el idioma español, me entretuve tratando de enseñarle.Por la tarde del martes llego con su tía del jardín Gabriel, Tailana al momento de cruzar sus ojos con el niño, le cayeron lágrimas, escapo de mí, y se encerró en su casa.
--- Tailana había escapo del sultán durante una redada de traficantes, donde este muere, robo dinero y vestuario y se fue en busca de su hijo en Argentina. Mis pernas inmóviles me pesan más que la soledad que me obligado a tener, en estos últimos meses, llevo casi días enteros sacrificándome a mi misma. La psicomotricidad la pierdo por completo y mi terapia vuelve a fracasar.Vuelvo a fracasar, y la complejidad de esta esencia muerta me lleva a querer suicidarme. Estaba cansada de sentirme inútil, no podía ni siquiera escribir, mi mundo propio se caía a pedazos, ya no podía bailar como antes, soñaba y escribía mientras gozaba de sentirme una mariposa en pleno vuelo, en ese ensueño de la danza, en esa vida que giraba mi aire con cada movimiento de mi cuerpo. Amanecí gritando, soñé, viví, vi, no sé, que me quedaba sin piernas para volver a caminar, a pesar de que no se movían sabia que eran mías y que algún día volvería su movilidad.Tome un vaso de agua tratando de tranquilizar mis nervios, pero aún así, no pude relajarme. Necesite, renecesite, resucite, colapse, enloquecí de temor, enloquecí con un frenesí esquíval de melodías que resonaron mis oídos como esas palabras que de vez en vez dejas que te digan solo para subirte el ego, y solo adornar tus oídos con frases bonitas de suspenso enamoradístico.Ni siquiera los halagos vanos me hicieron recomponer el cuerpo de los vértigos pasmáticos que me prohibieron levantarme de la cama. Recode a Tailana y a mi niñito negro, desee volver a verlos y abrazarlos, pero hace casi dos años que no sé en que lugar del mundo se han ido … Solo balbuceo palabras al aire, creyendo que hay seres invisibles que algún día las escucharan, y quizás las inteligibilidad al revés.Recorrí tu cuerpo desnudo con mi lengua, acariciándote la piel desnuda. Recorrí tu pierna Con la mía mezclando sin sabores, historias arrastradas y compartidas … Son tantos las palabras que te escrito que parece que el aire se las come, quede extasiada de cada una de tus caricias, pero aún no dejo e sentir, por más que trato de imaginarte una vez más desnudo, solo este lápiz derrama silencios.
Somos nada, mirando segundos a distancia, por más que escribo mis palabras no consiguen ni tocarte el cuerpo.Solo balbuceo palabras al aire, creyendo que hay seres invisibles que algún día las escucharan, y quizás las inteligibilidad al revés.Le grito a la nada mi nombre, para que se le grabe en la cien, como si fuera una importancia vital para sobrevivir lo no sobrevivido. A veces creo que presumo de muerta más que de viva, presumo de insolencias, de derramas cerebrales y de ausencia agotada por esta soledad, que me obligo por vergüenza. Y le grito al hombre con voz aguda, si acaso la iba a violar, su cuerpo temblaba, a pesar de estar embarazada, casi la mato a golpes mientras la aturdía para violarla.Tailana se obsesionó con arrancarse de ese hombre, la primera vez que fue a Argentina, los habían estado persiguiendo, unos bandidos del norte de Europa por unos documentos falsos que les habían vendido, ella se percato de los malhechores e inicio un plan con un hombre que conoció en secreto mientras robaba comida.El plan fracaso, los pillo, invictos la encerró en el sótano de la casa que había alquilado, la dejó inconsciente después de la fiesta de golpes que le regaló. El hombre fue dejado casi muerto en la puerta de la sacristía, apareció en medio del altar de la iglesia, justo antes de efectuarse una misa.El sultán violo hasta su propia hija, una de las mujeres tenia una hija de 5 años, con las misma intención se acerco a ella, y ésta lo increpo, diciéndole con voz infantil;---Me va a ser dañito, así como le hizo a su hijita chiquitita … La madre salió a la defensa y le grito que mejor ella le abría las piernas. La niña pequeña sollozaba, y le volvió a repetir que si le iba a ser daño, el sultán con un rostro extraño se retiro de la pieza.Tailana recordaba paralizaba cada uno e sus recuerdos, temblaba completamente y su memoria se estancaba y suspiraba sin verse con amarras en los brazos y en los pies, para que no se escapara, durante la noche, con las otras inquilinas nocturnas.


CAPÍTULO 7.

Cuando escribí la Paranoia del Abandono, una obra de teatro, que exponía a viva voz, el dolor del abandono, era un grito de desperanza en voces plegadas de agonía y de preguntas. La protagonista Estela, era venezolana, radicada hace tres años en Argentina, luego de varias presentaciones, se le ocurrió inventar una terapia colectiva, para después de la presentación. La obra fue presentada en bares, lugares típicos de accionar popular de Córdova. Se decía a sí misma circologa. En esta especie de conversación colapsada de experiencias personales; se envolvía de magia teatral circense para representar las artes de la psicología moderna, la terapia integrativa de inicios de Gestal, se vestía de payaso, se sentaba en un sitial a conversar con enfermos del corazón partido, relataba primero sus experiencias amorosas, nunca se sabía si eran vedad o mentira, llamaba su clientela con el vaso de cerveza en la mano y estos amablemente cedían conversar con esta mujer de voz aguda y ropa extraña. Trabaje casi dos semanas en el guión y en la implementación técnica, utilice como preparación actoral a Stanislavki, debido a su claridad y elocuencia de la interpretación.Anote una a una cada acotación de la obra para realizar adecuadamente mi papel de directora. Aún las recuerdo … Acotaciones Paranoia del Abandono.Cuadro: Oscuridad Focos e iluminación: luz baja, en dirección a una mujer en segundo plano a nivel bajo.Implementación material: asiento de madera en primer plano izquierda.Apagar la luz cuando ingrese la mujer. Dejar al hombre a oscura.(mutis)Ingresa su voz y se dirige sollozando en un aparte al público.La obra consta de un solo acto y cinco escenas, es adornada con expresiones; en la primera escena, aparecen caricias leves y tenues a una mujer, los dedos del hombre toca sutilmente y muy lento el rostro, deslizándose por la frente hasta la pera, su mirada refleja tristeza y angustia, la de ella vacilación. Solo hay susurros al oído, pero no palabras textuales y auditivas. De repente un sobresalto llevó a la mujer a ganar su cabeza en ángulo de 60 grados a la derecha, camina al centro y gira, angustiada por centro derecho y tercer plano hasta llegar al plano centro, queda a oscuras la banca con el hombre y ella murmulla palabras al viento y a la vida (texto) su voz se apaga y cae al suelo, voces lejanas, intercaladas de tres hombre y tres mujeres, interpelan poesía sobre sus experiencias. La mujer se cae al piso, luego de estar de rodillas, sollozan lamentos y penas pasadas de hechos mortuorios de la equivocación del alma.Se proclaman las voces en un coro, la mujer, se levanta, gira, se seca las lágrimas, se hace silencio, se apagan las luces, (se retoca maquillaje) apariencia fresca, se enciende la luz, ella esta sentada con el hombre, se repite la primera escena de las caricias, el murmulla u despido, ella observa como se va. Respira profundo y dice: AGONISO.

La obra tiene una duración de 30 minutos, esta escrita en un solo acto, nos llenamos de imágenes de distintas voces, en cada ensayo, aprendimos a llorar por la vida.Realizamos con esta obra investigación para el centro calculamos, tiempo, agilidad mental y movilidad corporal, durante los ensayos y grabaciones literales de cada uno de ellos. Fue una gran experiencia como directora teatral y hasta soñamos con proclamar citas par cine arte emergente.

-- Nos enceramos en un baño a analizar un centenar de obras de teatro, pensamos en realizar una especie de comedia, en un baño donde se interactuara con la sexualidad humana y los actores no tuvieran vergüenza de posar casi desnudos y observar sus cuerpos, para ridiculizarlos, explorarlos en la intimidad de sus vivencias. A pesar del análisis de las obras pensamos en crear una y trabajar directamente en el baño, las temáticas a abordar. Queríamos un baño simple que caractericé a la mayoría de los hogares de la población urbana, con ello expeler los tabúes de la sociedad y la complejidad del sexo ajeno y del propio.Una persona en el baño, dos mujeres, un hombre y dos mujeres, un hombre solo, cinco personas en el baño, tres personas en un baño, baño solo (voces externas), tres mujeres en el baño, etcétera, teníamos múltiples secuencias de organización didáctica para esta creación colectiva…

….El vanguardismo y la mujer moderna.Dentro de las proyecciones de la globalización y de nuestra actual sociedad post moderna, nos encontramos con el avance retrogrado de las revoluciones de la mujer actual y las inherentes corrientes anarquistas del hombre arcaico …

--Me mire al espejo varias veces, pronuncie estas palabras, quería ser distinta y diferente, a pesar de mi silla rueda, solo mi voz debía ser escuchada, mi cuerpo no ser visto, mis ansias de serinvisible. Ensaye mirándome al espejo con ademanes significativos, pero no me sentía capaz de enfrentar tanto público en esta silla de rueda. Ya era martes, al final de la semana exponía mi discurso como adelanto a la exteriorización de la novela, a pesar de su buena crítica aún me sentía avergonzada por mi condición de discapacitada .… Es por ello que al analizar y enfatizar los logros obtenidos de la femineidad, hemos descubierto rechazo en la sexualidad humana, proclive al desarrollo de la integridad intima de la mujer post modernista y sus inquietudes en el sexo y por el sexo, equilibrando y energizante para ambos…Continúe precariamente estas palabras ambiguas para mídiscurso… quizás hasta yo me siento en ascuas.-- Recordé horas enteras mis vivencias, mis ilusiones y aquellas expresiones que tantas veces adornaron mis palabras. Tantas horas en los baños preparando textos con mis compañeros de trabajo, me hicieron renovar las palabras que pronuncio ante tanto público, con el cuerpo descubierto.…La mujer actual requiere enfatizar logros óptimos y equilibrantes, analizando las verisimilitudes de su vida con las proyecciones y objetivos necesarios para enfrentar y cambiar esquemas dentro y en post de la sociedad en la que inmiscuye, junto con ello la femineidad a conseguido elevar el status del orgasmo, conociendo las debilidades de su cuerpo, sanando las heridas del pasado y sucumbiendo al hombre retrogrado que no respeta la sexualidad íntima como movimiento del que hacer significativo y heroico de esta sanación espiritual de la mujer, reconociendo su propio cuerpo como parte de la sexualidad. Pronuncie cada palabra del discurso, con un extraño nerviosismo, mantuve mi mirada en alto, proclame mi ultimo libro sobre sexualidad femenina y la novela erótica; “Frenética Desnudes”, en pleno estilo directo erradicando a mi madre y la poesía erótica. Observe tímidamente a Benjamín entre el público, cuando la multitud zalagardosa se levanto a saludarme.Vieron a mí, tantas palabras entremezcladas, tantas que quise volver a arrojarlas al viento, se me había pasado el nerviosismo y la esperanza se hizo vida en un solo gesto.



Cerca de mi piel.

CERCA DE PIEL.
28 de julio hrs: 11:41CAPÍTULO 1.

Recorrí tu cuerpo desnudo con mi lengua, acariciándote la piel desnuda. Recorrí tu pierna Con la mía mezclando sin sabores, historias arrastradas y compartidas…Son tantos las palabras que te escrito que parece que el aire se las come, quede extasiada de cada una de tus caricias, pero aún no dejo e sentir, por más que trato de imaginarte una vez más desnudo, solo este lápiz derrama silencios.Somos nada, mirando segundos a distancia, por más que escribo mis palabras no consiguen ni tocarte el cuerpo.…Me preguntó; Podrás recordar mi nombre? Todas las noches, los días que tus manos toquen otro cuerpo.Estuve toda la noche mirando a la ventana mientras llovía, pase lucubrando, quizás en e4sos momentos que nunca fueron míos, caían la lluvia y yo trato de inventar una nueva novela de suspenso, o tal vez una de esas que me han llenado de elogios vanos y hasta paganos, pero por más que mi lápiz traza palabras solo tengo una incógnita; tu nombre sonaba melódico? Mientras me extasiabas de espasmos orgásmicos. Solo una palabra me toca el alma, solo una de esas que congelan las células y esos segundos beneplácitos me impregnan por instantes en la piel, marcado unos besos distraídos lejanos de otra boca.Aún no consigo escribir un cuento de terror, pero solo tengo este en la memoria, frágil, inocente de dadivas sinceras. Se me acaba la tinta del lápiz y el sueño no acaba de quitarme las palabras marcadas en el aire.
Me llamo la editora y espera mi próximo trabajo, pero estas lagunas y esta incapacidad de mis piernas ya no me permiten n salir de casa, creo que tengo más lágrimas que palabras.Me voy que donde inválido, mis piernas se paralizan con cada paso inseguro, el kinesiólogo dice que solo me quedan un para de meses hasta quedar paralítica. Se me cortaron los sueños, hasta la vida, mi cuerpo no responde a mí misma, pareciese que fuese tuyo más que mío. Porque permanece en ausencia a tu lado estéril y seguro que al mío sollozando mis historias perdidas por este accidente.Ah ah mmm, suspiros y palabras vienen a mi mente en estas sesiones infernales de kinesiterapia; mi cabeza no se detiene de pensar… Para quien serán ahora tus besos,¿Abran sido de verdad míos o solo fue un segundo de beneplácito vernaculazo de piernas y miembros mezclados solo por vencía artística?--Me duelen las piernas, se ofuscan al paso del aire con tantas palabras, sonidos mezclados en el cerebro, son tantas las preguntas que le hago a la vida…Una enfermedad que no me pertenece, una vida partida a la mitad y unas historias que se alejan de mis manos, como si fueran robados por ladrones invisibles imperceptibles al ojo humano.

--Por décima vez el timbre de casa, sonó era mi editora, tenía entre mis manos una novela de espías, con Franchesca Martini como protagonista, la de siempre la dueña de una serie de acción titulada Debajo de la tierra, era una trama de una batalla llena de misticidad ancestral, una estereotipada batalla entre el bien y el mal, una especie de pacto secreto con el demonio más elocuente de la historia de la humanidad. Franchesca es una espía un poco intrafantasmal, gótica y extrema en subterfugios adyacentes, una misionera de la invisibilidad, una de esas súper heroínas, no muy sensuales, pero que dice todo con una sola mirada, una personalidad penetrante, capacidad para el riesgo extrema de la magia que no sé ve, ni se siente en la normalidad. A la editora; Mercedes Morales, le encanto esta historia, pensó que podríamos lanzarla como formato educativo, para niños discapacitados, con esto alargas las esperanzas del ensueño y la lucha propia a pesar de la discriminación. Imponente y versátil, encantadora, como Franchesca, si pudiera seguir caminando, pero al menos me queda el sueño y las imágenes creativas para creer que algún seré más que mis personajes de novela.Preparo con ansia mi stop de personajes para esta saga que empieza escribirse junto a mi nueva vida. Mi nombre se aparece en la ventana de mi vida, como un grito de silencios perdidos; Brisa del Cielo, me lo puso mi madre, ella también era escritora se dedicaba a la poesía erótica, me dijo que era por dos razones; Brisa por el aire, por la brisa que pasa por su rostro y le inspira las palabras y Cielo por los ojos de mi bisabuela, azules, profundos, penetrantes y firmes, quizás solo eso, me dijo a veces; la inspiración de la belleza artística de las palabras de mi madre. De repente la memoria la ataca una esquizofrenia virtual, de momentos de ultratumba, para otra memoria sumergida en mis labios, una especie de emocionalidad territorial, como una locura de esas que ciega el alma con momentos de trágicas soñalociones.

Me pregunte toda la noche sí, Francesca se volvería loca de tanto matar demonios, con esa espada de doble filo que le dio el profesor Barría cuando le entrenaba el cerebro para atacar la memoria.Qué será de esta nueva amiga que nació del insomnio y de llantos, mientras recorro un cuerpo de hombre …Qué será si mientras recorro el hospital entrenado mis piernas para soñar, juego infantilmente a ser otra mujer, como ella, una de esas que no pasa invisible, mientras camina y la gente la atropella. Camino por el andamio, repitiéndole a mi cerebro, como esas terapias de lingüística programada que volveré a caminar algún día, me repito hasta el cansancio con frases estériles y permanentes que puedo ganarme la vida caminando sola. Quiero ganarme la vida como ella y vivir como ella; no solo es mi personaje es parte de mi vida futura, es parte de la piel que s eme descascara, cuando miro mi cuerpo frágil estancado en esta nada, en este andamio, dándome pena hasta lo que he vívido y lo que no he vivido.Al frente de este carrusel; hay un espejo me observo la figura detenidamente mis ojos cansados y casi idos de la realidad, ven otra mujer, a una que construyo en mi propio cuerpo, detengo mis piernas, analizo la perspectiva circunvilumbica de la cadera creyendo que una operación más no servirá para volver a caminar. Mi editora y mis amigos a distancia me envían esperanzas y fe, no estoy muy segura se eso bastara para volver a creer en Dios. Renecesito sentir la vida penetrando mi alma, la energía que será el foco interno de esta omnisciente perplejidad, con una vida y unos versos rotos a la mitad de esencias perdidas, por la soledad perpetua de mi encierro predilecto.La angustia me parte el pecho, una nueva sesión de kinesiólogo y la desesperanza penetre en la razón, renecesito, regocijadamente movilizar mis piernas, me desespero colapso, cada vez que caigo al piso y no puedo levantarme; grito entonces; para que nadie me ayude.--¡Puedo levantarme sola! ¡Puedo sola! Las lágrimas se me caen por los ojos, la rabia, la impotencia de sentirme obsoleta, ilusa, insulsa, insegura, in in capacitada;El kinesiólogo intenta pararme, pero, mis gritos se oyen como ventoleras en el hospital; ¡puedo pararme sola! ¡soy capaz! La impotencia imprecaría desborda mi mirada invalida hasta para mí misma. Me detienen los gritos, los sollozos, pero la garganta se atosiga la desesperanza nauseabunda de desaparecer gateando por sentir vergüenza por mi misma, por mis piernas muertas. Vuelvo a gritar desconsoladamente, agónica, furiosa--¡puedo sola! ¡puedo sola!Las palabras se van haciendo silenciosas y declinan con el murmullo de un alma herida… ¡ppppuedo sollllaaa levantarme!! Fue el kinesiólogo que acallo sus gritos con la anestesia que la hizo dormir. Soñé con niños ¡Maite y Vicente!, dos gemelos, que aparecieron en una calle desierta llena de voces extraterrestres, me acorde de las voces de Pedro Páramo, como de ultratumba; miraban con ojos hechiceros destilaban magia extraña que llena de paz espiritual. Me quede en casa sola como siempre, sin visitas, sin llamadas, desperté con ansias de soñar de soñar, de ilusionarme con esa mujer que le escribo la vida, de creer que voy a despertar en un mundo distinto donde no finja ser distinta. Mire de reojo mis apuntes escritos con los sorbos de cada gota de café, la soledad más que perpetua se hacia triste y húmeda; no puedo evitarlo susurre mis palabras a las paredes como si fuesen mis amigos, como si fuesen un abrigo a esta inconstancia de las instancias lenticulares del corazón partido. Quede con el gusto a tus sienes en medio de la garganta, me acorde como fotografía momentos desperdiciados, tenía la ironía entre las manos y una esquíval mirada penetrante.Se vino a mi lengua el recuerdo de unos labios esponjosos y suaves con delicadeza y tenue temple, una boca perfecta de hallazgos gloriosos de semiótica binaria combinada con sexo y orgasmos profundos y variados l nacimiento cúbico de nuestros cuerpos aislados en pleno aire libre de la ciudad rural.Recordé esa imagen por varios segundos, la mantuve en la visión, la delicia de observar tu cuerpo desnudo junto mío, en plena gloria, dos cuerpos pintados y dos cuerpos pintados y adornados con poesía erótica, mire tu cuerpo tantas noches, pero aún no sé sí fue completamente mío, escribí tantas palabras ergotizantes sobre tu estructura, no solo con mi lengua, sino con mi piel, mis pechos quedaron marcados redondeados de vida, pero de esa vida extraña que viene más allá de los besos y las caricias, del arraigo del momento de mi cuerpo paroxismito desinvilumbico del movimiento de mi cuerpo sobre el tuyo, ni siquiera tu semen me detuvo, para lamer los momentos de estos cuerpos a la intemperie del campo, casi a la vista de todos. Cuando volvía ir al kinesiólogo estaba vacía la estancia, se demoraron casi una hora antes de atenderme, en el pabellón de enfrente a este sector, llegó una señora anciana le había dado un pre-infarto, tenía como 60 años, la mire en la camilla, organizaba, sus manos indicaban algo o alguien, entre inconciencia gritaba el nombre de su marido muerto, ¡Nestor!, decía que venia a buscarla para llevarla a un lugar donde el cielo se une con el mar, una especie de mundo maravillosos eterno, donde hasta podían volar. Susurraba palabras extrañas, inteligibles hasta para el medico de turno. --Volví a caerme, aún no puedo pararme sola, volvieron los gritos, los reglamos, y hasta las suplicas de desaparecer de este mundo; no sé cuantos veces esta agonía viene a emancipar mis vértebras allanadoras de escombros, ni los gritos ni loas lágrimas a arrancan esta desazón de mi cerebro.Y su nombre, su nombre se pronuncia en silencio (Benjamín) no me dio impulso, pero me basto para arrancarme las lágrimas impregnadas como gotas de cristales en el rostro.Me siento como un energúmeno delirante, desorbitado de circumbilumbicos anoréxico de sentimientos y de lid ganadas con una sola mano.Me miro a ese espejo, me veo acabada, cansada estresada, quisiera impregnarme como una fotografía a ese espejo, o quizás a un mueble como adorno.Antes que finiquitara la sesión de hoy llegó Mercedes ; era alta una mujer seria, enjuta, rubia con ojos azules, se parecía a mi bisabuela, pero más joven de vez en cuando parecía agria y dura, pero en cuando su terquedad se debía a la perfección de su palabras y de sus movimientos seguros en expresión corporal.Vino a invitarme a una comida con unos publicistas que trabajaron la propaganda de mi nuevo libro, pero me apeno o de mí misma; solo espero que no discriminen mi figura.La idea de Debajo de la tierra fue trabajada con rigurosidad, los publicistas, en cuanto a intención argumentativa denotativa en imágenes y colores. Me plantearon varios bosquejos, Isla, una pintora profesional y diseñadora grafica a nivel internacional, se encargo de exponer cada uno de estas propuestas.Estaba algo cansada, observe, mire detalladamente cada pincelada de los dibujos; eran como espejismos de una nebulosa adyacente a las encrucijadas bellas en colores marrones y oscuros, como la protagonistas. Me distancie de sus palabras solo detuve mis ojos en loas múltiples propuestas… negro, prefería un vestuario negro, con pelo corto partido, con tacones y una mirada fría y distante quería que se reflejara parte de un argumento en su mirada y ninguna de esas propuestas sobresalían a mi imaginación. Terminó la comida, di un par de ideas y casi como un relámpago mis ojos volvieron a detenerse en un hombre era alga más viajo, pero su rostro era el mismo, me paralizo los segundos los instantes hasta la misma vida, en un solo minuto robado a la distancia mi cuerpo extasiado de espasmo lejanos resucito, Benjamín, entre medio de la gente vi. Su semblante algo atravesado en el brazo de una mujer, me sentí cuartada me escape en mi silla de ruedas.Me nacieron todas es palabras que tengo atragantadas en la garganta, hace años. En medio de la razón fugaz llevo impregnado tu olor y recuerdo cada palabra que susurre a tu oído, mientras aquellas manos sutiles se deslizan por mis muslos fríos, caían silenciosas cercanas, ardientes en tu oído, cada uso fonético de mis palabras, mientras tu miembro erecto rebuscaba mis orillas placenteras, resonaban entonces mis suspiros, jactanciosos mezclados con orgasmos múltiples en u solo movimiento circular.Nacieron del alma versos de aquellos que alguna vez as mi madre la hicieron famosa, estallaron no solo orgasmos sino delicadamente frenesís, vehemencia perpetua. Trabaje toda la noche en un batallón, quería imaginarme una guerra en busca de un tesoro arqueológico, dirigida por Franchesca, pero sin ella, se le había secado el corazón, como el mío, su tez blanca casi pálida, permanece intacta en mi mente mientras trabajo cada detalle de su vida; su imagen de las perspectivas, estuve presa 8 años en el desierto del Sahara, fue esclava sexual, tuvo que trabajar por comida, como bailarina erótica, la apresaron en su última misión a Jerusalén, en búsqueda de la antigua Biblia en papiro, una reliquia arquitectónica, ella tenia poderes mentales, se podía hacer invisible y bajar hasta los lugares insólitos que estaban centrados más allá de la razón humana, pero se había dividido y aún no encontraba el cetro que la hacia reintegrase. No puedo trazar palabras sin recordar tu nombre, miro los dibujos y ruego que vuelvas a pintarme, no solo en la piel, sino en esos recónditos lugares de mi mundo imaginarios.

Mi lápiz se jacta de insolencia con cada historia pasada, tenía como cinco o cuatro años, cuando mi madre me enseño ha escribir, juego a la estimulación temprana, me leía libros de niños que ella misma escribía, era si más no recuerdo para programar mi cerebro a la imaginación y el ensueños, me enseño las letras jugando hacer teatro y a practicar la psicomotricidad, según ella para evitar posibles bajas de autoestima y estimular el amor propio. Me encantaba mirarla mientras leía baja el árbol de palta, en su escritorio de piedra. Era chistoso creer que era magia, especie de diosa inca, era histórica de vez cuando se creía personajes extraños, jugábamos a ser teatro por el jardín de nuestra casa, mi padre era un tipo aserio, o quizás aparentaba serlo, nos miraba a la distancia con una sonrisa extraña, nunca puede identificar se divertía o se aburría, hasta quizás pensé; que fingía el desinterés por nuestras locuras y en silencio se reía. Los recuerdos vienen como vomito entre medio de mis recuerdos, es otro di a de terapia y mis piernas aún no responden, quisiera a veces detener la vida, tratar de evitar ese accidente que me dejo muerta. Intento pararme sola, pero mis gritos se callaron de mí boca, se hacen silencio mis palabras y el grito se callan de palpable para mis pierna inmóviles, los golpes de cada caída debilitan mi estructura, casi no me muevo, la pena, la rabia, la frustración, no me deja ni siquiera, tengo granas de levantarme … Quedó mi historia entrelazada hasta la mitad. ¡Necesito y renecesito, un nuevo corazón! Me grito y reclamo a mi propio silencio, cada vez que estas lágrimas me hacen caer a la nada. Tengo en la punta de mi lengua la palabra sexualidad, murmureA los instantes robadosUna gota de dádiva y de verdad. Tengo mi cuerpo sollozado, hace años que ni siquiera me acuerdo como besar, pareciese que hasta la lengua la tengo ofuscada, son años que solo paso acariciando momentos partidos momentos que ahora no son míos. Deseo tu cuerpo, retenerlo por un segundo, me lo imagino junto al mío, intacto frenético extasiado, recorriendo de apoco cada una de tus regiones impregnadas de aroma pura y ardiente, acariciando tu piel con el roce de mis labios húmedos delirantes y desorbitados.Recuerdo tus palabras, me surjo con ellas a un abismo placentero de sensaciones, dibujo con mi lápiz cada trozo de tu cuerpo sobre el mío entonces, se repite al oído suavemente tu voz tibia; “con mis manos acaricio tus pechos, mientras que recorro tu semblante estéril, con la punta de mi lengua acaricio tus labios húmedos y tiernos, mientras cae la noche y yo te desnudo”. Mi voz se hace lejana, necesitando la tuya nuevamente en mi oído. Casi sin forma aparece como tantas fantasmagorías unos ojos lejanos, parecidos a los tuyos me quede inerte, en mi silla de ruedas observando a la nada, esa figura que de a poco fue tomo forma, mi cuerpo quedo paralizada fue como una alucinación necesaria para creer que podía volver a miarte a la distancia.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Sé que soy culpable . . .
quizás de aquello que se discrimina . . . . .
y gritaban palabras, palabrotas, mientras colgaba de los pies, llenaban de aceite el cerebrito siniciestro de la doncella.
y gritaban palabras, palabritas,palabrotas mientras se vetaba aquello que se niega con la mirada...
Sé que soy cupable . . . pero esas ánimas adornaban mi cuerpo extrangulando los sueños
de mis anclas.. . .. . .. partidas en medio del cerebro. . .
Desperte en medio del camino, medio desnuda y con un tajo en el estomago .. no podía recordar, ni siquiera el aliento de esa voz que gritaba
cuando me golpeaban...
vociferaba ironia idas de toda convergencia humana y el rostro de aquella muchacha palidecia y se agitaba en mis recuerdos.
extraje todas aquellas obsilaciones al instante que el golpe tocaba mi piel. Sí que soy culpable de la ignorancia, deberia haber rezado antes de volver creer en ti.
Aún tengo las palabras secas
aún quise saber
pero el sol apenas dejaba
que estos huesos
rotos tuviesen movilidad.
y su rostro aún permanecia en mi memoria, se que soy culpable de haberte creido pero solo soñe en tu humanidad y vi tu rostro, inndado en una especie de música celestial, sé que soy culpable, pero aún no soy . . .
capaz de moverme, tengo en medio de la sien, sangre que despunta como muertos desfigurados castigados y putrificados en busca de una vida que no les pertenece
se me cierran los ojos acabandosé el aire, que pesa , pero al menos me queda la verdad
acuesta, en el vientre roto y ese ensueño, de una letania indomita en la mente humana aún desierta, pero extingo mi piel si mover mis musculos
que se vetan miestras se asesinan esos ecos ancentrales de mis muertos imaginarios.
  • ( Cuando hablmos netamente de aquello que en sí nos sumerge, en esta fantasia indómita o indomable de la imaginación son proclives a ese ensueño que la sin razon, nos hace convergen dentro de nosotros mismos, pero creo fimemente en extrangular esa incencia, para poder jactarse de lucubraciones por lo menos de aquello que soñamos que escribimos algo más que palabras al viento)

Frenética desnudez.


Obra poetica de corte erotico erraizado en el realismo.
Frenética desnudez.

Me congelo entre tus piernas
Balbuceo, agonizo y gimo
Con la lengua
Extasiada en medio
de tu himen desecho
Erecto y sutil
Busco frenética
Cada instante
Que con los
Dedos
Se apreciaron
Mientras
Tu semen
Festeja
Orgasmos.


Congenio con tu sexo
Y hurgó cada centímetro
De tu miembro erecto
Eyaculo la esencia
Vilipendiada de espasmos
Caídos, mientras
Penetras mis instantes
E imaginas
Un vituperio de
De besos y lenguas
En orgasmos.












Son eternos los momentos
Entre tus brazos
Entre tus piernas
Colapso con cada golpe
Eléctrico de tu pene
En mi vágina
Son caídos los momentos de
Orgasmos
Utópicos
Y uniformes





De tu lengua
Nacen viseras
Desde mi entrepiernas
Nacen vidas colapsadas
Abruptas, estereotipadas

Mis pechos hinchados
Rasguñan tu entrepiernas
Evaporo las caricias frenéticas
Con besos
Y orgasmos múltiples
Con el contorno de vaivenes
Sumergidos en musicalidad
Caudalosa
Giran mi entrepiernas
Siteral
por tu abdomen Irónico
con cada juego labial
De mi recto
Simulado ímpetu
De luchadora
Con mis labios
Entre abiertos
A tu juego orgásmico
De tu pene erecto.



Absoleta y eréctil
Aún mis pechos
Inciertos jugueteaban
Adormilados besos
Eréctil, sagaz
Y locuaz mi vágina
Sedienta de tu abismo
Recorre con tu
Mano eyaculaciones
Instantáneas
Frenéticas y desahuciadas.
Absoleta y eréctil
Mis pechos apaciguados
Recorren tu espalda
Y mis piernas
Tiritaron entre
Tus manos
Calcinadas de
Orgasmos.

microcuento

--Yo siempre supe que me iba a morir . . .pasaba las horas enteras deambulando por calles soñolientas . . . Mis pasos entrecortados y mis frases rebundantes gemian ecos las palabras de la muerte.
Me desesperaba sentirme solo,gritaba, hablaba, chillaba, gritaba y volvia hablar, las horas no se detenien ni con el silencio.

Palidecí, cuando entepitosamente aquel se acercó . . . tenía los ojos extraños como de gato petrificado. Era un amarillo que cultibaba la sangre ardiente que emergia de su esencia perticficada en su piel, rebana los instantes de una locura subyacente de suterfugios vertiginosos congelados y arropados en su cerebro. La observe casi desnuda, intacta, palida y dsfragmentada... ya no sabia si era un mera irrealidad dotada de ficcionalización literaria o una simple facha a la vanangloria fantasmal de mi muerte.

... ...Caían sobre mi hombro extrañas lombrices de colores fascinantes , pero congelo la idea que mi mente ya no era la misma de aquellos años . . .

Me miraba --; observaba cada centrímetro de mí cuerpo aún existente . . .
me parecía irreal, lo que yo era ni siquiera sé si aún soy algo . . .

Estuve preso junto a ella, casí dos años, su semblante era extraño... casí no pronunciaba palabras, parecía algo ida de la realidad, me entretenia sintiendo su presencia a mi lado, creía que algún día balbucearia por lo menos una sintaxis fónetica a medio terminar ... podia enloquecer, o lo queria, con esos ecos subalternos, colapsados y aliterados en bocinas naturales, corregieran en sentidos vociferados alternando el orden de lo humano, subyacente a todo aquello que la raza externa alguna vez quiso soñar.


Soñaba co el día en que por lo menos me miraba. Era tosca, fuerte, parecíade esos seres mitologicos, destinados a soportar el dolor, con apenas unas gotas de lágrimas en los ojos.

Me dolía sentir la electricidad que viajaba por sus venas, me dolio creer que aún permanecía viva. Le abrian las piernas en medio de todos, razguñaron su vientre maldiciendo el día de su nacimiento.

LLevo días creyendo verla, pero no puedo recordar su silueta enjuta. tengo marado en las venas ese liquido insestuoso de ajenada corrupción, arde de vez en cuando, cuando recuerda cada muerte a quien no le supe su nombre, y aquien no pude salvar. recorro calles contempaldo isntantes olvidados, recorro calees y este bomito de llanto recadea diarrea de muerte...
Sabia que me esperaban, eran oscuros sus rostros, parecian sombras destartalaadas. de ese callejeron de una muerte irremediable, solo por soñar con esos que nadie ahora recuerda...
guió mis pasos hacia esa insalida e insana mediatación. son las negrunas del alma las que matan, pero me esperan en cada callejon de la esquina de mi casa, donde encierro las ideas que trascribo con la boca abierta, esperando que añochesca para gritar paganarerias baratas, mientras tu cuerpo, extasiado de orgasmos me gime al oido que jmás deje de penetrar sus olimpos, espero cada beso e esa boca añeja, espero solo gritar esa esperanza y ese miedo, de ser el padre de tu vientre que hoy reglama un sueño.

martes, 2 de septiembre de 2008

Denuncia

No es de mi interior hacer este tipo de denuncias, pero consideró que a las personas que verdaderamente les interasa experimentarar en la arbitrariedad del lenguaje y su ritmo histórico y semántico mediante el contenido gramátical dentro de los discursos narrativos, exponer brevemente y sutílmente uno de los hayazgos más impertinentes y escasos socialmente. Reitero que la impertinencia y las desvarajadas humanas llegan al límite de la desencia y de las buenas costumbres, por lo que expongo brevemente mi malestar a la intromición de mis privavias de parte de terceros dañando mi reputación y mis sueños en cuanto a la literatura, cambiando sagasmente mis escritos a la mala redacción. Es por esto que dejo aquí expuengo estas ideas para no frustrar mi contenido y para quienes humildemente leen en silencio mis palabras.

martes, 26 de agosto de 2008

Experimento de placer útopico y sensorial.

Han pasado años donde he entrelazo palabras, si me remonto en los antepasados fue desde niña, he querido compartir con quienes se hacen los invictos y los sanadores mis palabras convertidas en vida desde la perpectiva de la literariedad. He soñado por años con realizar experimentos literarios y artísticos, sé que es el primero y quizas no será el último pero tengo la convivvión de que no estan extraña o complicad la prosa narrativa. Del mismo modo puedo expresar mi encanto por esta labor, porque refleja todo lo que quiero llegar a ser como ser humanos, tal vez en el extremo explicó, que es la fuente y el motor de mi vida, no voy a desajar mi estilo literario ni las corrientes útopicas que yacen en sus líneas orales, pero consideró que es el primero de muchos... De muchos hayasgos maravillosos de este género literario.

Como buena profesora de Lenguaje y Comunicación, debo resaltar la comprensión lectora y la imaginación de imaginas de cada una de las escenas que se relatan. Se debe considerar además tópicos nacidos y emergidos de éste tipo de género para su construcción textual.

Marta Parra De La Fuente.
video

jueves, 14 de agosto de 2008

Experimentando con la narrativa.

NANOCUENTO.

Observo mi fugura neofita, absorbiendo tu esencia esteril, solo con la imaginación.


@@@@@@@@


Mi barraiga alicaida somete mi abdomen a un delirio de suterfugios alterados de vida y licencias.



Microcuento.

Han pasado años, observando las historias de una vida extraterrestre, no soy más que un viejo sesento que nunca ha hecho el amor. La pena y las lágrimas caen por el rostro, dejando marcas en mi cuerpo extraido de vida. Pasan los días como pasan las horas en un programa de TV y yo solo observó a los jóvencitos con esa añoransa que nunca pudo tocar mis manos.

Sentí solo gloria, sentí como el dinero bañaba mis dedos con soledad, pero nunca fui capaz de mirarte a los ojos y deterner tu partida.

Y hoy solo te escribo, como una especie de despedida, desde este cuarto de hóspital . . . Es díficil decir adios al viento, dejar estas lágrimas tras mis últimas palabras. Ya no queda nisiquiera una gota de esencias ganadas con vanangloria y escasa filantropia, son palabras que vienen a la cabeza y tu nombre pérdido en la nada, mientras vuelo a un viaje infinito, escaso de nueva oportunidad de creer que existe Dios, y la vida que jamás el amor me dió.

Solo me queda un respiro antes que extraigan de mí el alma y yo solo te escribo en la memoria para creer que quizas aún existo.

Frenética Desnudes.







Son tantos los besos


que han recorrido


mi boca


son tantos los deseos


son tantos los fragmentos


ahorcados en el cuerpo.


---





Tengo en el entrepiernas


agujas de doble filo


instantes de un pasado


frénetico y distorcionado.




Tengo las manos intactas


en mi cuerpo


y tu miembro erecto


penetrando sutilmente


los pedazos de vida


engendrados


en mi piel.















sábado, 9 de agosto de 2008

Instrucciones.

Sí no has leído antes los inicios de esta hiastoria te recomiendo que sigas el número de los capítulos y te recomiendo analizar tu compresión lectora.

sábado, 2 de agosto de 2008


La soledad y la anti-sociabilidad,
un refugio o una forma de ver la vida?

Los seres humanos cada día desgastan su capacidad humana, pareciese que esta es una capacidad de solo aquellos que sienten la necesidad y ven el mundo de una manera más conociente y menos banal.

La mayoría de los artistas, principalmente los escritores se han convertido en personas solitarias, entre ellas me incluyo, reacias a compartir con los demás, a sociabilizar, pero ¿porqué se da esta situación?. Analizando la vida de muchos escritores, como Lautereamont, Tellier, me he dado cuenta que una característica semejante entre ellos es vivir apartados del mundo humano, han creados una especie de mundo propio distinto pero no diferente al mundo normal, en este mundo han expuesto sus sueños, creando ideales imaginarios y dignos de imaginar. Mediante sus palabras podemos inferir que la vida que han llevado fue oscurecida, solitaria, amarga, triste, pero no porque ellos hayan sido personas complicadas, sino porque con su sensibilidad comprendieron que el mundo en que pisaban sus pies esta corrompido por una sociedad desquiciada de alma y de humanidad.
Hoy en día los supuestos seres humanos se han viciado de los valores de ética y de todo aquello que vuelve digna el alma de un ser. La sociedad se ha olvidado de vivir plenamente entre los demás seres que habitan el ecosistema y han corrompido la inocencia malgastando con orgullo, con egoísmo y envidia todo lo digno ser vivido. Entonces como vivir con seres que no valen la pena, ¿no es mejor cortar por lo sano y olvidarse de perder el tiempo con quienes ya dejaron de ser humano?
Es comprensible que muchos escritores se centren solo en aquello que los apasiona, escribir, porque así como esta la vida las palabras sobren en la boca de quienes no quieren saber que existen como seres humanos. Y han hecho que sus palabras se expongan con un brillo tal, que vale la pena decir que viva la soledad!!!


Marta Parra de la Fuente.

La tragedia hecha palabra.




La escritora María Luisa Bombal le dio vida a su lápiz mediante la tragedia, tragedia que envolvía el mundo imaginario que le dieron sentido a sus palabras. Ese mundo que se adelantaba a lo que era ella.


La escritora chilena cultivó con su lápiz el sentido de lo trágico en su obra. Pareciese que reflejara de tal manera abnegada la vida melancólica y solitaria que le toco vivir. Pensaba que su imaginación se adelantaba a lo que era ella.

La pena y el dolor vivió en su sangre, compartieron junto a ella dos momentos que se incrustaron en sus vértebras, la viudez por partida doble. Dos veces se caso, primero con Jorge Larco, al separse de éste se refugia en casa de Neruda, al tiempo después se radica en Estados Unidos donde se casa por segunda vez con FAL de Saint Paye, la encrucijada del destino hace que nuevamente se quede sola, como siempre.
Paso en estos periodos los momentos más amargos de su vida.

La Bombal siempre se caracterizo por estar sola, vivía una soledad, dotada de toda escritura y de vida que genero por medio de sus palabras. Era una mujer sensible, extremadamente sensible como todo artista y tremendamente apasionada, características que se reflejaron a lo largo de su obra y en su vida.

Maria como mujer tuvo que vivir de la pasión de amor a escondidas y de letargo, tuvo grandes amores que no la amaron el más conocido fue Eulogio Sánchez, hombre casado que supuestamente se separaría para casarse con ella, hombre que la engaño y que nunca la amo. Con Elogio la Bombal vivió una de las escenas que caracterizan su carácter apasionado e impulsivo de su forma de ver el mundo, una tarde desesperada va al hotel Crillón a tomar un trago ve pasar a Elogio y le dispara 3 balazos le dio en el hombro, después de este intento de suicidio termina definitivamente con el sueño que albergaba su corazón.
Se refugia en Argentina invitada por Neruda, después del incidente, es en este lugar donde comienza a escribir en la cocina del escritor chileno, su primera novela, “la Ultima Niebla”, obra que relata la historia de una mujer que vive inmersa en un sueño.
Después de la separación de su primer marido Jorge Lazo, escribe su segunda novela, “la Amortajada”. Obra que cuenta la historia de una mujer muerta que mientras la velan recuerda su vida y lo triste de ella. En esta obra Bombal introduce la tragedia pasional, temática que refuerza el dolor que ella tuvo que vivir. En esta obra la protagonista recuerda a su gran amor, amor que no pudo concretarse por una mala jugada del destino.

Maria Luisa Bombal se aferró al alcohol, su desesperación y desencanto a la vida hizo que trataran de olvidar por cualquier medio su mala suerte. Sus expectativas de existencia se iban acabando tanto así que ya ni siquiera era capaz de expresarse por medio de las palabras. La única forma de matar su mala suerte era matar a Eulogio ya ella creía que él era el culpable de todo, él le había rota la vida.
..."Al matarlo a él, mataba mi mala suerte", declaró la Bombal. "Tenía miedo de encontrar cabezas cortadas por todos lados... Miedo que mientras durmiera una voz insidiosa me soplara al oído la idea de tirarme del piso 21, donde vivía, y que mi espíritu no tuviera tiempo de reaccionar para retener mi cuerpo sonámbulo".
Pasado un tiempo la Bombal se decidió a levantarse del estado moribundo en el que se encontraba, no podía vivir sabiendo que no existía nadie para amarla. Se levanto y con un vestido prestado se fue a una fiesta donde conoció a su segundo marido 25 años mayor que ella, vivieron en Estado Unidos, en este país la Bombal rescribe la Ultima Niebla en ingles. Por fin su sueño de sentirse segura y amada se había cumplido, tuvo una hija, de la cual no fue capaz de cuidar, Briggite, la niña fue enviada a Argentina donde su hermana Blanca.
Su obsesión por la bebida la alejo definitivamente de su hija, y al enviudar vuelve a Argentina, donde inicia varios proyectos de escritura, para el 73 regresa a Chile donde finalmente muere.

La Bombal fue una escritora envuelta que hizo que las palabras se convirtieran en vida, mediante la tragedia, tragedias que expendían a olor a experiencia propia, experiencia sin duda que llevo que la princesa delas letras chilenas hiciese magia con su arte y sensibilidad.


Marta Parra De La Fuente
LA IMPORTANCIA DE LA COMUNICACION Y SU LABOR EN LA SOCIEDAD.
Quiero hacer un llamado a la ignorancia de nuestra sociedad, vivimos en tiempos en que la superficialidad y el materialismo se han tomado las mentes humanas, comprendemos la realidad tergiversándola, conociendo las causas de cada uno de estos factores, (como ya muchos hemos reflexionado acerca de estas temáticas, en variadas oportunidades, como conversaciones de pasillo), no solo han echo que se perpetué la interrogante masiva sí, nosotros como pueblo sabemos valorar la cultura universal mediante el uso adecuado del lenguaje en el cual nos desempeñamos a diario. Ha sido la inquietud tajante de los profesores de lenguaje en práctica coordinar desde la enseñanza básica la labor mundial de enseñar a distinguir adecuadamente los significados que utilizamos como léxico y de esto desprender cada una de aquellas frases aseverativas, que exclaman la coherencia de la labor del profesor de lenguaje como acentuador de la comunicación humana, para el mejor desarrollo y desenvolvimiento humano, mediante la interrelación social eficaz, la cual debe conseguir la comprensión a cabalidad de cada uno de los factores que se desagregan la ignorancia, por falta de lectura y de realizar hincapié a esta asignatura primordial, para cada una de las labores profesionales del mañana.
LOS INVITO ENTONCES A MARAVILLARSE CON LA ESENCIA CULTURAL QUE PODEMOS CONSEGUIR SOÑANDO, A TRAVÉS DE LA LECTURA Y SOBRE TODO A AQUELLA FUNCION DEL LENGUAJE QUE REALIZA LA LABOR DE COMUNICAR LOS SIGNIFICADOS PROXIMOS PARA NUESTRO MEJOR DESENVOLVIMIENTO HUMANO.
ATENTAMENTE MARTA PARRA DE LA FUENTE.
Dentro de las nuevas perpectivas literariedad que pretebndo desarrollar, esta el cuento y las historias largas, he publicado un capítulo de Cerca de mi pie, he iniciado la inmiscución de una nueva parte de esta historia y he entregado unos preliminares del seguimiento de esta historia, espero que tenga criterio acreditador de desarrollo objetivo de las artes de la literariedad para analisar este discurso textual, que os presento.

miércoles, 25 de junio de 2008


Engendros

Engendros


I

Se rompe
el silencio que estrangula
las viseras
de la
razón
manipulada
manipulable
de los supera
santos
disfrazados de cristianos.

II

Dentro de mi garganta
divagan
las ases
de la justicia

Mi ímpetu
no impide
luchar
por lo necesario
con la voz
y con las
manos.








III

Solo nos
Queda
gritar
en el silencio,
por el silencio
que nos pretende
matar,
pero somos
seres
humanos
no animados
que deprisa
se
mueven con la
luz
de la
verdad.

















--

Yo solo tengo
palabras….

Ahí están como enjauladas
cada uno
de mis
respiros

Sobrevivido a ese
aire
electrocutado
de muerte
y asfixia

y yo solo tengo palabras
para enfrentar toda esa
miseria humana.

---
Será que existe
Algún Dios
En alguna parte
O será que solo es un
Invento de nuestras
Cabezas?

---




IV
Somos
Marionetas
Aparentemente
Manipulable
Distinguidas
Solo por
Un signo
Peso.

V
Somos marionetas
Manipuladas por el agente externo
Que mueven nuestros cuerpos
Con hilos de
Amarrar
Cerdos.

Nos tienen atrapados
Con las manos
Cortadas
Sin
Dedos
Pero, con
Razón
En la frente
Gritamos
Con la lengua
Atragantada
Gritamos
Las ofensas
Que sin querer
Nuestras bocas
Deben
Repetir.

VI

No quiero arrastrarme
Como un
Gusano
Necesito despejar de mi lápiz
Los momentos desfragmentador
En la memoria
Para
Hacerlos nuevamente
Palpables.

VII

Tenemos caras
Sin rostros
Nuestra boca
Esta sellada
Por la omisión
Necesitamos-os-mos
Arrancar de
La piel
Este sello
Maldito
Que
Enfría
Refrigera
La ira
De la
Negación.

---


El mundo esta lleno
De engendros
Son como lacras
Que carcomen
La esencia
Humana
Adornan
Las
Esquinas
Por el día
Como en la
Noche las
Prostitutas
Buscan clientela
Que les de
De comer.

---

















Minutos, segundos, distancias
Se atan a nuestros
Cuerpos
Nos aprietan
El pecho con ese
dios que ni ellos
aún conocen

Pero soy de otra
Estirpe
No pueden
Equivocar
Mis manos
Con
Mentiras

De sus tumbas
Nacen pergaminos
De huesos
Aplastados
De inocencia
Robada
A
Pedazos.


VIII

Negado
Vetado
Discriminado

Los ecos de la casi
Inhumana victoria
Están en la frente
En la espalda
En la mirada

De la boca
Regenera
La lengua
Que distorsiona
El aire
Vetado-dis
Criminado…

Son ecos
Que retumban
En los
Oidos
Negados
Vetados
Redescriminados
Rede….
















Gritar

Me contengo la palabra
Entre los labios
Y la lengua
Por sí sola
Arrebata
La esencia
De volver a esa libertad
Que se minimiza
En ese aire
De manicomio.
--

Los seres confunden
El corazón
Con idolatría
Son como espinas
Que se sumergen
En la equivocación
Del presente
Pareciese que
Viste con plomo
Cada suspiro
Que la vida
Engendra
En los caminos
Con ojos
De infancia
Soñadora.






Los seres
Confunden
Las palabras
A distancia
Con sexo
viajero
sin
preservativo.

IX

Son fatídicos como la mierda
Se creen seres novedosos
Pero con

Su lengua
atrapan
a los humanos

Queriendo
aniquilar
las vértebras
de la
razón.









X

Libertad
Ciega
Como negra
Caja
De tumba
Encerrada
Y atada
Por las
Manos

De quienes
Usan
A un Dios
De cenizas

XI
Son como muletas
Que arrastran
Con los oídos
Palabras
Hechiceras

Pretendiendo
Convertir
A una
Cruz
Invertida
Con sangre.





XII

Dónde queda
Esa cosa
Llamada
Humanidad?

Pareciese
Que solo
Hay
Escombros
De una civilización
Inexistente
De la vida




XIII

Féretros
Son como
Fantasmagorías
En la cabeza
Encerrados
Con la
Idea
De aniquilar
Al que esta
Al lado.





XIV

Se degenera
La razón
Sin piedad
Aniquilando
aquella flor
que se ingesta
en la
humanidad.

XV

Engendros
No humanos
Habitan
Este
Ecosistema
Se creen
Seres
Humanitarios
Pero
Degollan
A Dios
En cada
Palabra
Que respiran.