sábado, 10 de enero de 2009

CAPÍTULO 14.

Desperté de la nada con la imagines confusa que giraban en mí cerebro, tenía los brazos hinchados, manchados con sangre goterenando aún de mis venas.
Rebobino hasta los sonidos, pero aún los recuerdos son entrecortados, sus rostros, sus palabras se me hacen ajenas alo conciencia de esta soñolienta y sedienta vida.

Respiro profundo e intento nuevamente rebobinar las imágenes de este cerebro confuso.
Son dos hombres, como guardianes que guían mis pasos, son los que me persiguen haciéndome creer una amistad inexistente.

Son dos bocas que no toco dos que se me vuelven extrañas a medida que despierto.

Guardo silencio en este escondite, estoy tendida en un suelo extraño, pero que se sostiene por la espalda, mis ojos se dirigen al techo exploro este cerebro medido por técnicas ancestrales de misticismo, sirve para evaporar imágenes como si fueran fotografías que observo de frente.

…Son solo estrellas que busque - se dibujan sin fondo blanco como cicatrices de vidas provocadoras de este lapso sin respirar.

Grito dentro de mi silencio, pero ni el abismo de su tiempo escucha a mi boca cuando pronuncia palabras. . .

Soy un
Un ensueño
Sin palabra
Una boca
Que se
Desmembra
Soy un
Escombro
Sin
Cenizas
Y una
historia

Quedo a medio camino cada vez que retomo mi vida, queda vaciado con palabras que sueñan y chocan con sonidos de esos que se olvidan.

Compongo-descompongo- reescribo-quemo-compongo sin gritos sin versos y sin esos acentos que riman con descaro con descaro o quizás solo con esos que callan mi boca sin recuerdos

No logro arreglar mis huesos mis piernas mi conciencia y la voz, no se levantan de este suelo

Y cenizas
Y una historia
Sin memoria

Culmine líneas que antes escribí en un sueño, en un cuerpo, no logro menguar las lágrimas, las mías, las de antes, las que me contemplan desnuda, frágil sin memoria.


Describo, reescribo instantes de una memoria desfragmentada por el paso del tiempo, escribo ideas conceptos frases que me han pertenecido desde niñas, escribo por tener el deleite de recordar aquello que debería haber sido mió mientras pensaban en sentir esa vida que se reencarna en todo aquello que desconoce en casa ajenas con gentes ajenas y ciegas. Describo destallo describo res-detallo y siento el aire traspasar por estos pulmones descompuesto de células muertas y de instantes deslocados con una esquizofrenia inventada, encerrada y esclava.

Tengo nombres en la punta de la lengua, nombres que son estigmas de lágrimas que resbalan por una piel que se quema, solo detallo mientras intento pararme, mientras respiro mas contengo mis imágenes con mis manos, mientras las capturo en mi presencia mientras las hago mías.

Contemplo distante a tantos seres que caminan sin respiran en un oyó que resbala de esencias, contemplo siendo idiota abstracta sustantiva que pierden el sentido a ser pronunciadas sin vida sin orgasmos, me siento destello de aquello que oculto y que se mira de reojo, son dos hombres los guardianes de este tumulto que acompleja la muñeca que sirve para escribir.
Destello-detallo-contemplo-analizo-comparo-y la semiótica se me hace absurdo a tu lado. Son dos hombres los que no siento los que no conozco los que matan-
Destello acumulo- mato asesino-comparo conceptos de investigación.
Derramo con la palabra mentiras escritas en una servilleta, derramo su sarcasmo dentro de un pecho bisiesto con las piernas sin recuerdos visionarios de guerras fantasiosas de penetraciones angelicales.
Derramo –añoro-destello-desconfiguro- conceptos que aún divagan en mi mente como tu nombre.

1 comentario:

Paola dijo...

Hola profe Martuca: Aquí Yasmín del Diego Portales, ¡¡¡¡¡Que Isabel Allende!!!!! ¡¡¡Que huidobro!!!!! Me encantó, felicitaciones, un saludo y aquí hay una admiradora, creo que mi poesía es solo melancólica, pero esto es vehemente...
Chaito nos vemos en clases bay